La hibridación en el origen del Flamenco: Las alegrías

Toni Abellán

Esmuc 2019-2020

 

Durante el gobierno de Napoleón en Francia se produjeron una serie de conflictos bélicos: Las Guerras Napoleónicas. Fueron provocadas en gran medida por la Revolución Francesa y la contraposición de Republicanismo (en Francia) y Absolutismo (en el resto de Europa).  España fue una parte activa en esta disputa, en especial en la Guerra de la Independencia Española.

El acecho de Francia por el norte obligó a muchos aragoneses a dirigirse al sur, huyendo de la guerra, para llegar a Cádiz. En 1810 hubo un sitio en Cádiz y San Fernando que duró dos años y medio. El hecho de que Aragoneses y Gaditanos compartiesen ese espacio provocó una mezcla de tradiciones y culturas de la que surgió lo que se conoce como Jotas de Cádiz, que más tarde (Según Ricardo Molina y Antonio Mairena) se ‘’aflamencaron’’ y  metieron al compás de Soleá.

 A partir de la década de 1860 empiezan a aparecer textos en los que se intuyen las cantiñas y alegrías, como el de la imagen a continuación donde se hace mencion a ‘’cantar por alegre’’ 

 A partir de esa década, las cantiñas se fueron desarrollando tanto a nivel musical como coreográfico y a partir de los años 80 ya suponían una parte habitual dentro de los espectáculos de los cafés cantantes de la época (en especial las Alegrías).

La hibridación entre las jotas aragonesas y la estética y los ritmos flamencos da lugar a las Alegrías, y en el siguiente video Faustino Núñez lo ejemplifica interpretando la misma letra en versión folclórica y flamenca.

A partir del minuto 2:00 interpreta la misma letra en su versión flamenca Aurelio Sellés, gran figura del cante flamenco gaditano.

Hoy en día aún se interpretan letras tradicionales por Alegrías que recuerdan el sitio de Cádiz y que hacen referencia a Zaragoza, como la que tenemos a continuación:

Un ”puñao” de valientes
y una mujer y un cañón
y un ‘’puñao’’ de valientes
hicieron en Zaragoza
retroceder a los Franceses

Napoleon Bonaparte
con sus escoltas
no llegaron a la playa
de la victoria

La interpreta David Palomar junto a otros estilos de Cantiñas (min 3:10)

Pepe Pinto hace un homenaje en la siguiente grabación a esta hibridación que da lugar a las Alegrías. Mezcla las melodías propias de las alegrías con música folclórica aragonesa y con el acompañamiento por bulerías y alegrías de la guitarra. En la letra hace referencia a algunos pueblos de los alrededores de Cádiz y termina con los siguientes versos que reflejan la relación entre los dos territorios:

Que se ofrecen como rosas
de ”Cai” estos pueblos son
que se ofrecen como rosas,
y le dan su corazón
a la virgen más hermosa.
A la virgen más hermosa
de los pueblos de Aragón

 

BIBLIOGRAFÍA

Horizonte Flamenco, (2000-2017), Horizonte Flamenco. www.horizonteflamenco.com

Faustino Núñez, (2011), Flamencopolis, http://www.flamencopolis.com/

Molina R. , Maicena A. (1963) Mundo y formas del cante flamenco. Madrid. 

Miguel Ortiz. (2017) Flamencoviejo. http://www.flamencoviejo.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s